Connect with us

Hi, what are you looking for?

Isabela Alvira, junto a su hermana melliza.

VOLEIBOL

Isabela Alvira, Sueña con Estar Presente En Unos Juegos Olímpicos

Es una joven bogotana de 19 años de edad, que desde que tenía 12 años se sumergió en el mundo deportivo, su melliza ya jugaba voleibol, su otra hermana mayor también, su madre fue jugadora profesional y hacia parte de la selección Colombia de ese entonces y hasta compitió en Estados Unidos.

Isabela recuerda que su madre iba a jugar de manera profesional a Italia, pero su abuela sufrió problemas de salud y tuvo que regresar a Colombia inmediatamente y dejar el voleibol.

Antes de que Isabela iniciara a practicar Voleibol, era gimnasta de alto rendimiento; le fue muy bien, pero el voleibol la hacía sentir más feliz, así que dejó la gimnasia y se enfocó completamente en este deporte.

Isabela, actualmente pertenece a la Liga de Bogotá, es parte de la Selección Colombia categoría Sub-19; primero inicio con voleibol de piso, se formó como jugadora, aprendió muchísimo durante cuatro años; después se inclinó por el voleibol de playa, y ahí se quedó junto con su dupla y hermana de sangre.

Los entrenamientos para Isabela se dividen en cancha con balón, acondicionamiento físico en la arena, fuerza, trabajo físico, normalmente le dedica entre hora y media y 2 horas de cancha todos los días, excepto los domingos que los dedica para descansar.

Isabela, asegura que el deporte le dio mucha disciplina para organizar sus tiempos y cumplir con sus responsabilidades académicas.

“Yo creo que todo parte desde la base de que si realmente quiere hacer algo lo puede lograr, organizándose bien, esforzándose, hay que sacrificar muchas cosas, la disciplina que he tenido para cumplir con el deporte junto con el estudio es respetar mucho los tiempos y los espacios”.

Isabela tiene claro que a las dos cosas, tanto su estudio como deporte debe darle el 100% “Soy estudiante de segundo semestre de psicología, tengo que disponer de tiempo para mis trabajos y actividades, generalmente planifico mi agenda el día anterior para cumplirla al máximo”.

Actualmente, Isabela representa y hace parte del Club de Voley Playa Fenerbahce de la Liga de Bogotá junto a su hermana melliza.

“Si es un torneo de Clubes representamos a Fenerbahce, si es un torneo nacional representamos a la Liga de Bogotá, y en caso de que tengamos un torneo nacional sub 19, representamos a Colombia”. Manifiesta la deportista.

Logros y metas junto a su dupla y hermana:

  • Campeonas nacionales de categoría infantil en voleibol de piso (En varias ocasiones)
  • Representaron a Colombia en categoría Sub 18 a los 15 años de edad. Campeonas nacionales.
  • Campeonas categoría Sub-21 a los 17 años de edad
  • Presentes en el Campeonato Nacional Sub-19. Campeonas nacionales.
  • Este año tienen nuevas paradas en Colombia en Categoría Sub-19 nacionales, y van a tener torneos de categoría Sub 19, torneos internacionales, un suramericano para lograr clasificar al mundial Sub 19.

Isabela ha tenido la oportunidad de competir en muchos lugares, casi que todas las regiones, municipios y ciudades del país; en cuanto a competencias fuera del país ha jugado en Bolivia, Chile, Ecuador, Perú, Paraguay, Bulgaria y Estados Unidos.

Cuando Isabela juega en una cancha de arena, tiene muchos sentimientos encontrados, siente felicidad, disfruta mucho del juego, independientemente de cómo se desarrolle; a veces siente ansiedad, adrenalina, enojo, frustración cuando las cosas no salen como piensa, pero generalmente, intenta tener pensamientos positivos que le permitan sobresalir y sacar un buen juego.

“Actitud positiva, disciplina, entrega, tener la habilidad de pensar rápido son cosas esenciales para jugar”, asegura la deportista que deben ser habilidades necesarias para jugar voleibol.

El apoyo de sus padres ha sido fundamental, las apoyan en sus torneos, tanto emocionalmente como económicamente. “Gracias a mis padres hemos podido ir a muchos lugares a jugar, ellos entienden el amor por el deporte, siempre han buscado lo mejor para nosotras”.

Isabela tiene sueños a corto y largo plazo, en cuanto al primero; quiere ir al Mundial Sub 19, quiere representar de buena manera a Colombia y lograr entrar a las mejores posiciones en ese torneo, y a largo plazo su sueño es jugar unos Juegos Olímpicos, para eso asegura que debe seguir preparándose y subir su nivel.

La Frase que la identifica es “El que quiere puede”, siempre se ha demostrado así misma que cuando quiere lograr algo, lo hace a pesar de las dificultades que se le presenten.

“Yo le veo mucho futuro al voleibol, ya sea a nivel nacional o internacional, Colombia tiene mucho talento, con condiciones, pero hace falta más apoyo de parte de los directivos. Talento y personas que quieren darla toda, hay mucha”, asegura Isabela.

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

FÚTBOL SALA

La edad de entrada a cualquier deporte es clave; para la volante numero 10 su potencial futbolístico fue descubierto a muy temprana edad.

BALONCESTO

Para muchos, los deportes son una afición, pero para unos pocos va mucho más allá, y lo que comenzó como un hobby fue derivando...

RUGBY

El portal web lasdeportistas.com entrevistó a Jonathan Castilla, entrenador de Animal’s, equipo de rugby de Funza. El profe hizo un balance del proceso que...

FÚTBOL SALA

El pasado fin de semana se llevó a cabo el Torneo Departamental de Fútbol de Salón Femenino en el municipio de Tocaima Cundinamarca.

CICLISMO

Paula, es una joven de 22 años que desde muy pequeña empezó a formarse deportivamente, primero con el patinaje y después con el ciclismo....

FÚTBOL PROFESIONAL

Una de las máximas exponentes del balompié femenino en el país, desentraña los problemas de las jugadoras profesionales.

PATINAJE

Viviana Marcela Quintero, es una joven mosqueruna de 18 años de edad que gracias a la disciplina, perseverancia y compromiso ha conseguido varias victorias.

JUDO

La judoca vallecaucana fue intervenida quirúrgicamente y su recuperación no se ajusta a los tiempos de la justa orbital.